Paleontología

Durante el Plioceno Medio-Superior el mar ocupaba todavía el sector del término municipal de Rojales, existiendo una amplia plataforma somera con aportes terrígenos y desarrollo fluvial. Posteriormente, durante el Plioceno Superior – Pleistoceno Inferior, el mar comienza a retirarse hacia el Sureste como resultado de la elevación de la Sierra de Crevillente y Macizo del Segura (neotectónica) dejando hacia el interior una zona de lagoon que adquiere un gran desarrollo en el área de la “Depresión de Elche-Bajo Segura” y que queda aislada del mar mediante un sistema de islas barrera (playas y dunas) cuyas facies afloran hoy en día en la Sierra de Santa Pola, Sierra del Moncayo, Rojales, etc.

Es en estas últimas etapas cuando se desarrollan dinámicas sedimentarias de colmatación rápida de las cuencas que juegan un papel de primer orden en el enterramiento, preservación y conservación de restos fósiles como los que en la actualidad se exponen, principalmente, en el Área de Paleontología del Museo Arqueológico-Paleontológico Municipal de Rojales.

Estos niveles sedimentarios con asociaciones fósiles mixtas (flora y fauna fósil autóctona y alóctona, esta última arrastrada por las descargas fluviales continentales en estas últimas etapas) están siendo muy útiles en las más recientes investigaciones para correlacionar mejor los niveles continentales y marinos y, consecuentemente, para documentar mejor la génesis final de la Cuenca del Bajo Segura como consecuencia de la reactivación de los accidentes tectónicos.

En este sentido, los niveles de fósiles Pliocenos de Rojales (de donde proviene casi la totalidad de la colección paleontológica del Museo Municipal) nos documentan y nos conectan con la historia de la formación de nuestro territorio a través de los testimonios de infinidad de seres que vivieron en la misma zona hace millones de años. Se trata, por tanto, de la historia anterior a la propia existencia del Segura y del hombre. Esta otra historia es el fundamento básico de nuestra paleontología, y tiene en la zona de Rojales una especial relevancia. Los distintos niveles sedimentarios del área se corresponden con las formaciones geológicas donde se enterraron numerosísimos restos fósiles.

Los grandes vertebrados son quizás los restos más espectaculares en la zona y en la colección paleontológica de Rojales, siendo sin duda la estrella de la misma el cráneo de Balaenoptera sp. localizado hace unos pocos años, que se expone junto a otros restos de ballenas, delfines, sirenios, fósiles de quelonios, cocodrilos, aves, artiodáctilos y peces (seláceos y teleósteos). También hay una magnífica representación de los vegetales, mostrándose moldes de estróbilos de coníferas, moldes de troncos y restos directos de madera. Mientras que, por otra parte, se exponen también fósiles de invertebrados (bivalvos, gasterópodos, balánidos, etc.) y los icnofósiles que aparecen en Rojales. Uno de los icnofósiles más espectaculares que aparecen son los Gyrolites.